Actualmente muchas personas sienten la necesidad de crear su propio empleo por la imposibilidad de encontrar un trabajo por cuenta ajena. Por desgracia no hago más que ver comercios que apenas duran abiertos tres meses.
Creo que cada vez más gente debería intentar emprender su negocio en Internet. En este blog ya he hablado en otra ocasión de que vender en Internet pero en esta ocasión me gustaría hablar sobre las ventajas de prescindir de un local comercial para lanzar tu producto.

Inversión de entrada

Se suele decir que la inversión de entrada para montar un negocio online es inferior al necesario para hacerlo en un negocio tradicional. Esto no tiene que ser así necesariamente ya que dependerá de muchos factores. Si bien por la mitad del precio que te puedes gastar en el mobiliario de una oficina o una tienda puedes hacer una web excepcional.

Gastos

El principal gasto que puede tener un negocio online es relacionado con la captura de tráfico hacia tu página. Bien porque contrates campañas de publicidad o porque necesites un profesional SEO para posicionar tu web. Por otra parte puedes avitar los costes relacionados con alquiler, seguros, seguridad, limpieza y un sinfín de gastos vinculados a un negocio físico.

Público

La principal ventaja de un negocio a pie de calle es que desde el primer momento la gente va a conocer tu negocio. En el online es posible que tu negocio tarde meses en tener cierto alcance. Más aún si dispones de un presupuesto muy bajo para publicidad. Por el contrario, si vendes un producto digital tu cliente puede estar en cualquier lugar del mundo y no en una sola ciudad.

Métricas

En un negocio offline es difícil medir el comportamiento de nuestros clientes. Por lo que se pueden tomar decisiones basadas en puras suposiciones. Con las herramientas de métrica de cualquier página web actual podemos saber cuales son los puntos débiles de nuestro sitio y actuar al respecto.

Atención al cliente

Seguro que estamos de acuerdo en que no hay nada mejor que un dependiente de comercio que sea agradable y atento. Sin embargo eso es cada vez más difícil de ver. Hablo desde mi propia experiencia, he trabajado muchos años de cara al público y el trato al cliente es algo en lo que me fijo mucho. No se cual será la causa pero hace mucho tiempo que no tengo una experiencia que valla más allá de lo correcto en un comercio offline.

Personal

En un negocio online no necesitas que tus empleados vivan en tu misma ciudad, ni siquiera en tu mismo continente. Porque la persona perfecta para trabajar contigo no tiene que estar junto a ti en una oficina.

Tiempo

Para mí la mayor desventaja de un negocio a pie de calle es la pérdida de tiempo. No todas las personas que entran en un negocio tienen la intención de comprar, ni mucho menos. Más aún, muchas entrarán en tu negocio con la intención de charlar y pasar el rato. Otras querrán resolver sus dudas y probar tu producto para luego comprarlo en otro lugar, normalmente en una tienda online. Esto mina la capacidad de la persona al frente para dedicar su tiempo y fuerzas a mejorar su negocio.

Aspectos legales

En este aspecto la desventaja es para el negocio online. Ya que al menos en España los requisitos que debe cumplir un negocio online son más exigentes que los del negocio tradicional. Hasta el punto de que algunas leyes son imposibles de cumplir en ciertas situaciones. Me despido con un video de la mano de HangoutOn que explica muy bien este último punto, espero que os sirva de ayuda.