En este post voy a contarte como utilizo los 3 maquetadores para WordPress más populares. Más allá de comparar sus características quiero que conozcas en qué casos recomiendo cada uno.

Los maquetadores son una alternativa a comprar un tema de WordPress con un diseño preestablecido y nos permiten diseñar un sitio web de forma más fácil y versátil.

¡Empezamos la comparativa!

Divi

Es el maquetador más antiguo de los que voy a comentar. En su momento fue muy novedoso por su aspecto amigable que hacía que cualquiera (con un poco de maña) pudiera diseñar un sitio web entero. Más tarde fue superado en funcionalidades por otros competidores y con el tiempo ha ido incorporando todas esas funciones pero sin perder la sencillez inicial.

Divi ha sido criticado por ser una opción poco óptima a nivel técnico. Pero desde mi punto de vista son mayoría los proyectos cuya necesidad es tener un sitio funcionando cuanto antes, aun cuando hay opciones técnicamente más eficaces.

Elementor

Es a día de hoy el maquetador más popular y gran parte de ese éxito creo que ha venido por el ecosistema creado a su alrededor. Elementor permite que otros plugins amplíen su funcionalidad con lo que consiguen algo muy interesante: no importa el diseño que tengas en mente puedes buscar alguna extensión que incluya eso que necesitas.

En la actualidad es el maquetador que uso en el 90% de mis trabajos para clientes. Acompañado de otro plugin que ha día de hoy me es imprescindible: Crocoblock. En combinación puedo hacer sitios complejos (sitios web de inmobiliarias por ejemplo) que de otra forma tendría invertir mucho más tiempo programando.

En cuanto a su parte negativa creo, que han corrido mucho en incorporar funcionalidades. Esto ha dado como resultando pequeños fallos que en ocasiones me han hecho perder el tiempo. Espero que con el tiempo sea un sistema más sólido y no se preocupen tanto por adelantar a la competencia.

Oxygen Builder

Oxygen ha sido mi última adquisición y solo lo he usado de forma experimental para algún proyecto propio. Su principal ventaja es que el resultado final es un sitio web WordPress técnicamente impecable dando como resultado una gran velocidad de carga y beneficios a nivel de SEO.

A nivel de funcionalidad es casi tan potente como Elementor a la hora de crear sitios web complejos y todo sin la necesidad de instalar plugins de terceros.

Sin embargo por la parte negativa Oxygen está pensado para alguien con un perfil técnico. Su curva de aprendizaje es mayor que las dos opciones anteriores y es preferible tener cierto conocimiento previo de código (PHP, HTML, CSS). Además no es un maquetador demasiado maduro y le falta alguna funcionalidad importante.

¿Y Gutenberg?

Gutenberg es el maquetador que trae por defecto WordPress desde las últimas versiones. Desde un principio no me gustó su estilo y reconozco que debería prestarle más atención y probarle. De momento seguiré con las otras opciones.

¿Y el ganador es?

Pues tengo claro que son maquetadores para necesidades y usuarios diferentes. Si quieres crear una web por ti mismo siguiendo unos cuantos tutoriales y sin complicarte demasiado, Divi es una opción muy sólida.

Si trabajas diseñando webs de manera más profesional y necesitas crear todo tipo de sitios Elementor (más Crocoblock) es una opción ganadora. Aunque vas a necesitar más tiempo para sacarle todo el partido del que es posible.

Oxygen Builder se lo recomiendo exclusivamente a aquellos locos del diseño web como yo que quieren probar otro concepto de maquetador y quieren un resultado impecable.

Existen otras opciones que solo he probado por encima como Beaver Builder (muy similar a Elementor) pero que creo que son muy minoritarias y es posible que con el tiempo pierdan apoyo de su comunidad. Quizás me equivoque.

Espero haberte ayudado a elegir y si no, siempre puedes probarlos todos porque te ofrecen un periodo de prueba para decidirte. Saludos!